• Cuando sueñas con agua de mar debes recordar que tu eres parte del océano mismo, puesto que de ahí partió tu espíritu de vida. En el génesis bíblico se hace referencia a este hecho con la frase que reza, “y el espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas”.

  • Cuando sueñas con agua de mar y está revuelto con oleaje: el significado es bien distinto al sueño en el que el agua está en calma. Mientras que en el primer caso se identifica con alguna preocupación, en el segundo se relaciona con el bienestar. Cualquier detalle cotidiano que pueda generar estrés o nervios es reflejado por el subconsciente cuando duermes, en la pantalla de la ilusión mental a través del ojo proyector de la glándula pineal, como una tormenta en el mar, de ahí que en algunas  ocasiones las personas sientan agobio cuando están en el mar, cuando lo que quieren es descansar.
  • Cuando sueñas con agua de mar y el mar está demasiado agitado, como por ejemplo un maremoto: el problema que te preocupa es mucho mayor que en el caso anterior. Hablamos en este caso de una situación más seria, puede ser debido a la presión laboral, un mal personal o cualquier problema de otra índole; puesto que toda preocupación o problema origina en el interior del cuerpo humano, una oleada de hormonas que te avisan de algo que te esta sucediendo o pronto va a pasar.
  • Cuando sueñas que estás en el mar y de golpe te encuentras a la deriva: quiere decir sencillamente que es el estado en el que te encuentras actualmente en tu vida. Estás perdido, sin rumbo alguno y sin saber qué hacer, como barco a la deriva y sin timón. Esto es un claro aviso de atención para que tomes acción y te pongas al mando de las riendas de tu vida. (Despiertes).
  • Cuando sueñas que navegas en el mar y vemos cómo se forma una tormenta ante nosotros: quiere decir que algún cambio importante va a ocurrir. Suelen ser problemas no muy graves, aunque es una de las predicciones más fiables. Trata de recordar quién estaba contigo en ese momento, pues estas personas suelen estar involucradas en el problema. Esto no significa que las personas que te acompañan en el sueño vayan a ser las causantes del problema, pues también es probable que sean víctimas.
  • Cuando sueñas que te caes al mar: es porque tu mente está reflejando la baja moral a la que estás sometido/a. Esto se debe a un fracaso o a una decepción, que puede ser tanto como un recuerdo del pasado o algún acontecimiento futuro. Si por el contrario te caes al agua y te vas al fondo, suele atribuirse a un cambio en tu vida. Estás en un momento de tu vida en el que debes pararte a pensar que cambio debes realizar.
  • Cuando estas soñando que te ahogas en el mar: es una de las cuatro pruebas espirituales que se le hacen a los seres humanos en los mundos internos a nivel espiritual, es porque tienes tanto problemas que tu cuerpo trata de mostrarte como tensión mediante estas horas de descanso. Es una alerta interna que los seres humanos tenemos y que nos resulta de gran utilidad. Gracias a estos sueños se puede dar cuenta de que tan preparado te encuentras internamente para asumir un acontecimiento inesperado y que tan despierta se encuentra tu consciencia, puesto que en cuerpo astral no se puede ahogar la persona.