La propuesta de diseñar un combustible sostenible y amigable con el ambiente global del planeta, surgió luego de evaluar lo abundante de hidrógeno y carbono que contenía el agua del mar, que permitiría disminuir los gases efecto invernadero “fiebre que tiene al mundo al borde de un paro cardíaco planetario” gracias a la desequilibrada extracción del semen de la tierra llamado petróleo, que está dejando estéril al planeta.

El agua marina posee una gran cantidad de hidrógeno y carbono, elementos claves para la formación de diferentes hidrocarburos como el petróleo. A partir de esto, directivos de la marina de los EE.UU. comenzaron a diseñar propuestas y estrategias dentro de un laboratorio, mezclando las sustancias activas para la creación de un combustible neutro que no emitiera gases contaminantes.  

Luego de realizar las correspondientes investigaciones y superando las fases del proyecto, los científicos lograron hacer volar un avión con combustible creado con agua marina. El único inconveniente que surgió luego de crear uno de los mejores inventos para el ambiente del planeta en los últimos tiempos, es el elevado costo que representa su creación afectando la comercialización del combustible a comparación del combustible de gasolina.  

En un artículo publicado por la Organización Foghorn, se exponían los verdaderos costos del proyecto. “En un inicio el coste de producción estaba en los $10 por galón (3,78 litros). Un coste elevado para competir con la gasolina. El equipo se propuso lograr un coste máximo de $8 con la intención de llevarlo a $5 en menos de 5 años.

Durante la producción del combustible, el equipo de investigadores notó que era necesario bombear una cantidad significativa de agua salada para generar el combustible, lo que produciría costos adicionales aún más altos.  

A pesar de que el experimento se ha considerado todo un éxito, por ahora el combustible de agua de mar no es rentable porque deberán mejorar la tecnología de generación vehicular para lograr reducir los costos totales de producción.  

Se espera que en los próximos años Bioceans Company S.A.S. logre posicionar este tipo de iniciativas y proyectos que ayudarían a la conservación y protección del ambiente del planeta, con un combustible limpio y óptimo para el desarrollo vehicular e industrial en todo el mundo.